Estas en:

Las Peñamelleras urgen que se haga efectiva la ampliación del parque de Picos

 

Aunque ha entrado por fin en su última fase, la tramitación del proceso de ampliación del Parque Nacional de los Picos de Europa se está resistiéndo a concluir. A finales del mes de marzo del 2012 se ponía fin al periodo para la presentación de alegaciones y un mes después el proyecto se encontraba listo para ser derivado al Consejo de Ministros, para ser allí donde se cerrara el proceso haciendo efectiva la inclusión de las nuevas hectáreas. Once meses después los ayuntamientos implicados se ven en la obligación de ratificar de nuevo en Pleno los acuerdos municipales que en su día aprobaron la ampliación. En Peñamellera Alta ya se ha convocado la sesión para el próximo jueves a las 9 horas. «Es un trámite que nos lleva un minuto y que debemos hacer cuanto antes», explica la alcaldesa, Rosa Domínguez. El municipio, tras haber perdido en un principio la batalla por su entrada en el área protegida, consiguió aprobar por unanimidad en 2008 su intención de adhesión. Serán 1.844 hectáreas las que aporte al parque, correspondientes básicamente a varios Montes de Utilidad Pública.
En el caso de Peñamellera Baja, el alcalde ruega celeridad. El popular José Manuel Fernández lamenta que sea la misma Administración la que le quita por un lado lo que no le da por otro. «No hemos recibido las ayudas correspondientes al área de influencia del espacio protegido para el año 2012 porque alegan que no aportamos el suficiente espacio, pero ahora son ellos los que no terminan de agilizar el proceso para que se reconozcan oficialmente los terrenos que tenemos dentro de los Picos», detalló el regidor.
El concejo peñamellerano se encuentra dentro del área del parque nacional desde su formación en 1995 aportando, de manera extraoficial, muchas más hectáreas de las que realmente se le reconocen. Con la extensión prevista el municipio pasará a aportar un total de 1.161 hectáreas. Buena parte de los nuevos terrenos se concentran en la localidad de Cuñaba, un pueblo que «puso todas las facilidades del mundo para entrar a formar parte del parque y ahora recibe la espalda cuando se trata de financiar su mejora», señaló José Manuel Fernández. Y es que, entre los proyectos presentados para la repartición de las mencionadas ayudas del Principado para los concejos pertenecientes a los Picos, estaba la pavimentación de viales en este pequeño núcleo. Propuestas que fueron desestimadas y que ahora el Ayuntamiento se propone recurrir, además de tener intención de ejecutar este proyecto con fondos municipales, en recompensa a la respuesta de los vecinos.
Para la regidora Peñamellera Alta la inclusión en el parque ha perdido urgencia aunque sigue manteniendo toda su importancia. «Sigue siendo un paso importante porque entraremos a formar parte de la marca Picos de Europa, pero de cara a las ayudas, que se han suprimido, ya no nos favorecerá. Confiamos, de todos modos, en que el panorama mejore en los próximos años». El proceso de ampliación había sido comprendido desde un principio como un camino lento a recorrer, pero nadie se imaginaba que tanto. «Entre que ya sabíamos que iba a tardar y los cambios de gobierno de los últimos tiempos se está retrasando mucho», consideró Fernández. El Principado calculaba a finales del mes de enero del pasado año que, de salir todo según lo previsto, la ampliación se haría efectiva antes de cerrar el 2012. No ha sido así aunque parece que restan ya pocos trámites.
Tanto Peñamellera Baja, que aumenta su espacio protegido, como Peñamellera Alta,que en 1995 renunciara a ello pero ha reconsiderado su decisión, verán hecho realidad su deseo de inclusión en el parque, y contribuirán a que el espacio del área de Picos sume un total de 67.375 hectáreas de terreno. En las vertientes vecinas, la castellano leonesa y la cántabra, también podría haber en breve nuevas incorporaciones.

 

Referencias

El Comercio