Peñamellera Baja pide reabrir el caso de Sheila Barrero

El Ayuntamiento de Peñamellera Baja se suma a los consistorios asturianos que en los últimos días han expresado su apoyo a la reapertura del caso de Sheila Barrero, joven asesinada en 2004 en Degaña. «Son 14 años de angustia en los que aún no se ha juzgado ni condenado a nadie como autor material de los hechos», recoge la declaración institucional aprobada por el Consistorio peñamellerano en la sesión plenaria de este jueves, un texto que la plataforma Sheila Barrero ha hecho llegar a las distintas administraciones locales de Asturias. Además, los allegados de la joven hacen un llamamiento a la sociedad para que «aquellos que pudieran tener algún tipo de información, den un paso al frente y ayuden al esclarecimiento del caso».

En el plano político, el pleno de Peñamellera Baja aprobó una moción presentada por Foro en la que se recoge la necesidad de reordenar el tráfico en la Calleja del Sordo, ubicada en la localidad de Panes.

En este sentido, el equipo de gobierno, dirigido por el popular José Manuel Fernández, se comprometió a «solucionar el tema». De hecho, indicó el regidor, la Dirección General de Tráfico ha elaborado un informe con propuestas para la señalización que «se llevarán a cabo en parte» una vez finalicen las obras de la red de abastecimiento de la zona.

En su moción, Foro urgía la reordenación del tráfico al ser la Calleja del Sordo una vía «muy transitada, de menos de cuatro metros de anchura, pero con una señalización muy deficiente». Uno de los últimos incidentes registrados en esta calle se produjo el 30 de agosto, cuando una niña sufrió una conmoción cerebral después de que un camión le golpease la cabeza con uno de sus retrovisores. Sólo en uno de los accesos existía una señal de prohibición del paso a vehículos pesados.

Referencias

El Comercio