La Confederación da luz verde a la senda fluvial del Deva

La senda fluvial que discurrirá por la ribera del río Deva, desde Panes (Peñamellera Baja) hasta La Haya (Ribadedeva), está más próxima a ser una realidad. La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha dado luz verde al último tramo pendiente de este proyecto, para el que trabajarán de forma conjunta los consistorios que dirigen el popular José Manuel Díaz, en Peñamellera Baja, y el socialista Jesús Bordás, en Ribadedeva. El regidor ribadedense anunció ayer que el que afectaba a su concejo -en un tramo que va desde la localidad de Andinas hasta el pueblo de Vilde- era el último permiso pendiente para poder iniciar el proyecto de ejecución de estos trabajos, con lo que el primer edil espera que la senda comience a ejecutarse ya de forma definitiva el próximo año. El alcalde de Peñamellera contaba ya con todos los permisos para su tramo, que recorre el concejo desde la zona de La Brañona hasta el límite con Ribadedeva siguiendo el cauce del río-. Ahora sólo falta esperar para comenzar a dinamizar una zona con alto valor paisajístico e histórico de los dos concejos. Según avanzó ayer Bordás, "trabajaremos en un proyecto que se adecúe al que ya tiene redactado el alcalde de Peñamellera Baja" con el fin de unificar la señalética y los materiales a utilizar. De ese modo, "daremos uniformidad a una ruta" que recorrerá zonas como la Vega de El Mazu y la cueva de La Loja, en terreno de Peñamellera, y las aguas termales de Andinas, en territorio de Ribadedeva.

Referencias