Una década custodiando el sonido de Asturias

Son apenas cincuenta habitantes, pero están decididos a dar ejemplo. La pequeña localidad de Suarías, en Peñamellera Baja, repite un año más, y ya van nueve, en la lista de candidatos a ser Pueblo Ejemplar de Asturias. Y lo hace enarbolando los casi diez años que llevan atesorando en sus antiguas escuelas el Archivo Carlos Jeannot de canción asturiana. Más de 10.000 grabaciones que dan buena cuenta de la evolución de la tonada desde finales del siglo XIX.

«Todo comenzó hace veinte años, cuando creamos la Asociación Cultural Cantu la Jorma y comenzamos a organizar festivales de canción asturiana que solía presentar Carlos, a quien me unía una buena amistad», explica Juan Manuel Martín Caso, presidente de la citada entidad, que cuenta con unos 130 socios, gran parte de ellos en Chile. E indica que fue durante una de sus múltiples conversaciones con el periodista y apasionado de la tonada cuando surgió la posibilidad de reunir en un solo espacio la ingente discografía que había ido acumulando a lo largo de sus cuatro décadas de profesión. «Le pareció una idea genial no solo por juntar el material que tenía repartido por diferentes lugares, también por su puesta a disposición del público y los investigadores», indica Martín.

Dicho y hecho, tras dedicar todo el año 2009 a adecentar las escuelas, adecuarlas para su nuevo fin e ir trasladando y clasificando todo el material aportado por Jeannet, el Archivo abría sus puertas en abril de 2010. Y lo hacía por todo lo alto. «Celebramos un festival que duró cuatro horas y contó con la presencia de prácticamente todos los cantantes de la época, más de cien personas», rememora Martín. No en vano, Suarías se presenta como 'capital de la tonada'.

En sus entrañas, este particular museo no solo guarda música en todo tipo de soportes, «desde discos de piedra a vinilos, pasando por cintas y CDs», también incluye otros materiales, como fotografías, vídeos, libros, cuadros e incluso la lámpara que habitualmente utilizaba el cantante y minero Pepín de la Rumiá. «Tenemos también parte de los discos que guardaba en su casa El Presi, muchos de ellos con anotaciones, que su viuda cedió a Carlos Jeannot», indica Martín Caso. Y recalca cómo entre las grabaciones más antiguas se encuentran unas del Gaitero de Libardón de finales del siglo XIX.

Escuela

Pero no solo de recuerdos vive el Archivo de Suarías, y entre sus paredes también llevan nueve años formándose algunas de las voces más destacadas de la actualidad, como Álvaro Fernández Conde y Cristina Sánchez, así como las nuevas promesas. La Escuela de Tonada, con una media de entre doce y catorce alumnos por curso, la mitad de ellos llegados de Cantabria, volverá a abrir sus puertas este octubre, bajo la batuta del reconocido cantante Ismael Tomás Montes.

Referencias

El Comercio