Noticias Noticias

El Principado reparará un argayu que pone en peligro varias casas de Abándames

Han pasado más de cuatro meses desde que los temporales del pasado enero pusieran en jaque a la región, desbordando ríos y provocando todo tipo de incidentes, pero los concejos aún trabajan por reparar el reguero de daños que dejaron a lo largo y ancho de Asturias. Es el caso, por ejemplo, del hundimiento registrado como consecuencia de las lluvias torrenciales en el barrio de Gevil de la localidad de Abándames, en Peñamellera Baja. El resultado fue un deslizamiento de tierra que afecta a un vial y pone en peligro varias viviendas. Una situación que desde el Ayuntamiento confían en atajar pronto gracias a la intervención comprometida por el Principado.

«Durante el último Pleno ordinario del presente mandato hemos aprobado el proyecto para la ejecución de la obra de corrección de este hundimiento en Abándames y en las próximas semanas la Dirección General de Administración Local del Principado sacará las obras a licitación, con lo que confiamos en que estas arranquen antes de que llegue el verano», explicaba ayer el regidor peñamellerano, José Manuel Fernández (PP). Los trabajos tendrán un coste aproximado de 50.000 euros y para agilizar los trámites fue el propio consistorio el que llevó a cabo el estudio geoténico.

Durante la sesión plenaria celebrada esta semana la corporación municipal también aprobó la cesión de un inmueble a la Asociación de Amigos de Alevia para que puedan disponer de un local donde organizarse.

Del mismo, modo, se declaró la relación de puestos esenciales para la prestación de diferentes servicios durante el presente ejercicio, tales como los socorristas de la piscina municipal, el personal de atención al Museo de los Bolos y la cueva de La Loja, así como un peón especialista con formación y permisos para conducir el tractor, la pala excavadora y otros vehículos municipales.

Barrera de seguridad

Finalmente, en el Pleno también fue aprobado para su contratación y ejecución el proyecto de instalación de varios tramos de barrera de seguridad en la carretera que va desde Puente Lles hasta Bores. Esta actuación cuenta con un presupuesto que ronda los 18.000 euros y, según apuntaban ayer desde el Ayuntamiento de Peñamellera Baja, «está siendo muy demandada por los vecinos, sobre todo en aquellas zonas de más riesgo que presenta este vial».

Referencias

El Comercio