Noticias Noticias

Peñamellera Baja rehabilitará dos viviendas en Panes para destinarlas a usos sociales

El Ayuntamiento de Peñamellera Baja da estos días los últimos retoques a las obras de rehabilitación a las que ha sometido a las antiguas viviendas de los maestros, ubicadas en pleno centro de Panes, con la intención de destinarlas en un futuro próximo a usos sociales. Con un presupuesto de 58.000 euros, durante las pasadas semanas los operarios procedieron a reparar la cubierta de estas dos viviendas unifamiliares que presentaban «un estado de abandono importante», según indicaba ayer el alcalde, el popular José Manuel Fernández, así como a mejorar su interior y amueblarlas. «Entrarán a formar parte del parque de viviendas sociales de Asturias para prestar servicio a los vecinos que lo necesiten», indicó el regidor.

Esta actuación se incluye en el paquete de obras con el que el Consistorio peñamellerano pretende despedir el ejercicio de 2018 y que cuenta con una inversión superior a los 350.000 euros en total. Entre las obras más destacadas se encuentran las de pavimentación, instalación de un parque infantil y mejora de infraestructuras en Cavandi, dotadas con 52.000 euros; la pavimentación integral de Alevia e instalación de bocas de riego, gracias a la aportación de 75.000 euros del Principado, y la pavimentación de viales en Panes y la construcción de un depósito de agua en Cimiano, por 90.000 euros, financiadas por la Dirección General de Política Forestal. También se hormigonarán caminos en la concentración parcelaria de Robriguero, se mejorará la red de Bores, se adecuarán viales en Abándames, y se instalarán un paso canadiense y una manga ganadera y se reparará un camino en la zona del Cuera. Además, los técnicos municipales están redactando el proyecto para la pavimentación de un vial en Bores y La Serna, que se tratará de financiar a través de las ayudas a las áreas de influencia de Picos.

Por otro lado, el Consistorio peñamellerano clausuraba ayer el programa Actívate que se venía desarrollando en el concejo desde abril. Con un presupuesto de 85.906,26 euros, durante estos seis meses los alumnos-trabajadores llevaron a cabo el mantenimiento y repoblación de la plantación forestal de Abándames, el mantenimiento del arboretum de Panes, la mejora del ecosistema fluvial del río Cares-Deva y control de plagas, entre otras cosas.

Referencias

El Comercio